5 consejos para evitar conflictos en el trabajo después de las vacaciones


Si has sido una de esas personas afortunadas que ha disfrutado de unos días de descanso en estos días, es posible que el siguiente artículo te ayude a evitar conflictos en el trabajo después de las vacaciones.

No estamos hablando del famoso síndrome postvacacional, nada que ver. Simplemente, hay que entender que tras una ruptura con la rutina, y la desconexión con compañeros y jefes, nuestra incorporación al trabajo nos suponga unos días de “fuera de juego”.

Romper con horarios, funciones, y hábitos cotidianos, pueden desestabilizar nuestras horas de descanso, nuestro tipo de alimentación, y también nuestro ánimo, lo que puede provocar que estés un pelín más susceptible, a esto se le añade, que durante nuestra ausencia se hayan sucedido pequeñas novedades en el trabajo que si no nos informamos a tiempo puedan dar a malos entendidos y conflictos innecesarios con compañeros y jefes.

Pues bien, te recomendamos sigas estos cinco consejos para evitar conflictos en el trabajo después de las vacaciones. Son fáciles de seguir y pueden ayudarte a gestionar eficazmente tu vuelta al trabajo.

  1. Escucha antes de hablar.

Es posible que vuelvas con ganas de contar lo bien que te lo has pasado, y las anécdotas de tus viajes, cenas navideñas, o la visita al circo con tus hijos, sin embargo, para aquellos compañeros que no han podido disfrutar de unos días de descanso, y tampoco de familiares y amigos, tengan más ganas de contarte ellos a ti, y lo necesiten más.

Hazlo poco a poco, escúchales antes de empezar a hablar. Interesate por cómo han podido disfrutar ellos de su poco tiempo libre, y qué tal se encuentran. También, pregúntale cómo le ha ido a ese compañero con el que tampoco hablas demasiado normalmente, es una buena oportunidad para mejorar la comunicación con tus compañeros de trabajo.

Invítalos a un café, dedica tiempo a escuchar, y cuando diagnostiques su estado de ánimo, ya podrás decidir el entusiasmo con el que vas a expresarte contando tus maravillosas vacaciones.

cafe-5

  1. Ponte al día en horarios, turnos, temas pendientes, nuevas incorporaciones.

Después de una puesta al día de las anécdotas personales, toca volver a la tierra. Tomate tu tiempo para la organización y la planificación de los próximos días. Revisa los posibles cambios logísticos que han podido sucederse, y si alguno de esos cambios te afecta, pregunta el motivo, seguro que tiene una explicación lógica y una parte positiva, que no se te haga un mundo, digiere poco a poco las nuevas informaciones.

Vuelve al trabajo con tu agenda del nuevo año, para hacer anotaciones y planificar, pero también supervisa la agenda antigua, posiblemente los últimos días antes de tus vacaciones dejaras algún tema pendiente que no recuerdas. Aunque no tenga excesiva trascendencia es importante que dejes todas las tareas acabadas. Los días anteriores a nuestras vacaciones tenemos la cabeza en otro sitio “modo relax on”.

Pregunta por la evolución de los temas que quedaron pendientes, investiga si se han tomado decisiones en tu ausencia sobre despidos o nuevas incorporaciones, y si las hay, preséntate, e informa de cuál es tu cargo y funciones, prestarle ayuda facilita las cosas al equipo. Mejor ambiente de trabajo, menos conflictos en el trabajo. 

cambio

  1. Comunica a tus superiores tu incorporación.

Oye que igual no te han echado de menos pero es importante que te comuniques con tus superiores igual que lo has hecho con tus compañeros, y personal con el que trabajas.

Nadie mejor que los cargos con poder de decisión para ponerte al día, y aunque sobre los jefes siempre hay malas famas, es mejor que aproveches tu vuelta para renovar tu trato con él o ella.

Un subconsejo, no des excesivos datos personales, nunca sabes cuando los puede utilizar en tu contra, o a tu favor, con quien ordena y manda, trato cordial y profesional, y así te evitas de conflictos en el trabajo.

semaforo

  1. Evita los “cotilleos”.

Es posible que a ti también te apetezca enterarte de todo, todo, y todo sobre las vacaciones de los demás, como la separación de aquél, o la nueva novia del becario, pero si quieres empezar con buen pie, y evitar conflictos en el trabajo, no hables mal de los demás.

Ante tu vuelta al trabajo puede que tengas cierto grado de incertidumbre o te dé la sensación de que te has perdido cosas, pero será mucho mejor que te enteres en su momento, y evites enterarte por informadores subjetivos, y sobre todo si se están encargando de criticar negativamente y a las espaldas alguna decisión tanto profesional como personal de algún otro miembro del equipo.

Haz que tus primeros días de trabajo sean lo más productivos posibles, esto evitará aburrimiento, estrés, y por lo tanto, tensión innecesaria. Céntrate en planificar ante los cambios, y el nuevo año, y aprovecha que estas descansado para retomar el contacto con clientes, proveedores, o miembros del equipo.

Va hacer que te sientas más eficaz y creativo, vuelve con ganas de cumplir tu horario de forma eficiente.  Las reuniones de pasillo te bloquearan la organización y alargara tu dura incorporación.

descarga

  1. Haz pequeños cambios estéticos.

Vuelve al trabajo con una plantita o nuevo material, además de una nueva agenda, un boli, herramienta, o detalle para tu espacio de trabajo hará que te parezca que estás en un lugar diferente y más agradable.

También una foto de un paisaje, o de tus familiares, amigos, o de algún momento especial que hayas vivido en tus vacaciones te hará sonreír en las situaciones tensas y críticas que te toquen vivir en este nuevo año laboralmente, los recuerdos bonitos pueden inspirarnos y hacernos encontrar soluciones más fácilmente.

Para evitar conflictos en el trabajo, mejora tu entorno, tanto estéticamente como relacionalmente. En el trabajo la mejor manera de gestionar conflictos es entrenar la comunicación, y hacerlo en un lugar agradable.

urbio-oficina-organizacion

Te deseamos un 2016 lleno de éxitos profesionales, siempre se puede empezar por lo fácil, siguiendo estos cinco consejos para evitar conflictos en el trabajo después de las vacaciones.

Deja un comentario